Saltar al contenido

ANTE EL SANEDRÍN | Martes 24 de julio Lección 4

julio 24, 2018

ANTE EL SANEDRÍN | Martes 24 de julio Lección 4

Lee Hechos 7:1 al 53. ¿Qué les dijo Esteban a sus acusadores?

 

Las acusaciones formuladas contra Esteban condujeron a su arresto y juicio por parte del Sanedrín. Según la tradición judía, la Ley y los servicios del Templo eran dos de los tres pilares sobre los que descansa el mundo (el último es las buenas obras). La mera insincucicion de los que la ceremonias mosaicas habían quedado obsoletas se consideraban un verdadero ataque contra lo más sagrado del judaísmo; de allí la acusación de blasfemia (Hech.6:11).
La respuesta de Esteban es el discurso más largo de Hechos, que en sí es una indicación de su importancia. Aunque a simple vista no parezca más que una recitación tediosa de la historia de Israel, deberíamos entender el discurso en relación con el Pacto del Antiguo Testamento y la forma en que los profetas utilizaron la estructura al erigirse como reformadores religiosos para reflexionar a Israel sobre sus obligaciones. En ese momento, a veces empleaban la palabra hebrea rib, cuya mejor traducción probablemente sea “demanda de pacto”, para expresar la idea de que Dios inicia acciones legales contra su pueblo debido a su incumplimiento del Pacto.
En Miqueas 6:1 y 2, por ejemplo, rib aparece tres veces. Luego, siguiendo la modalidad del pacto del Sinaí (Éxo.20-23), Miqueas le recuerda al pueblo los poderosos actos de Dios en su favor (Miq.6:3-5), las estipulaciones y las violaciones del pacto (Miq.6:6-12) y, por último, las maldiciones de las violaciones (Miq.6:13-16).
Este probablemente sea el contexto del discurso de Esteban. Cuando se le pidió que explicara su accionar, no hizo ningún esfuerzo para refutar las acusaciones ni para defender su fe, sino que alzó la voz de la misma manera que antiguos profetas cuando presentaban la rib de Dios contra Israel. Su extenso repaso de la antigua relación de Dios con Israel tenía la intención de ilustrar la ingratitud y la desobediencia de ellos.
Por cierto, en Hechos 7:51 al 53. Esteban ya no es el acusado, sino el abogado profético de Dios que presenta la demanda del pacto de Dios contra estos dirigentes. Si los padres de ellos eran culpables de matar a los profetas, ellos eran aún más culpables. El cambio de “nuestros padres” (Hech.7:11,19,38,44,45) a “vuestros padres” (Hech.7:51) es significativo: Esteban le puso fin a su solidaridad con su pueblo y definitivamente se pronunció a favor de Jesús. El costo sería enorme, Sin embargo, sus palabras no revelan miedo ni arrepentimiento.

 

¿Cuándo fue la última vez Que tuviste que asumir una postura firme e inflexible en favor de Jesús? ¿O, al contrario, te amilanaste? SI es así ¿que necesitas cambiar?

21-28 de julio: semana joven. 

Reavivados por su Palabra: Hoy. Filipenses 6 – Durante esta semana, DTG caps. 51.