Saltar al contenido

EL MINISTERIO DE ESTEBAN | Lunes 23 de julio Lección 4

julio 22, 2018

EL MINISTERIO DE ESTEBAN | Lunes 23 de julio Lección 4

Después de su nombramiento los siete se comprometieron no solo con el ministerio eclesiástico sino también con la testificación eficaz. El resultado que el evangelio siguió expandiéndose, y la cantidad de creyentes se incrementó (Hech.6:7). Evidentemente, este crecimiento comenzó a presentar en la iglesia primitiva. El relato ahora se centra en Esteban, un hombre de una estatura espiritual excepcional.

 Lee Hechos 6:8 al 16. ¿Qué nos ensenan estos versículos sobre Esteban, fe y su carácter? Además, ¿qué predicaba Esteban que enfureció tanto a su oponentes?

Como judío helenista. Esteban compartía el evangelio en las sinagogas helenistas de Jerusalén. Había varias sinagogas en la ciudad; Hechos 6:9 probablemente se refiera a dos de ellas, una de inmigrantes del sur (judíos de Cirene y Alejandría) y una de inmigrantes del norte (los de Cilicia y Asia). Indudablemente, Jesús era el tema central de los debates, pero las acusaciones formuladas contra Esteban indican que su comprensión del evangelio y sus implicaciones superaban a las de los creyentes de Judea. A Esteban lo acusaban de hablar blasfemias contra Moisés y Dios: es decir, contra la Ley y el Templo. Aun en el caso de que haya sido malinterpretado en algunos temas, o que hayan tergiversado sus palabras deliberadamente, y que hayan inducido a testigos falsos a hablar en su contra, las acusaciones quizá no eran del todo falsas, como sucedió con Jesús (Mar.14:58; Juan 2:19) La condenación explícita que hizo Esteban en el Sanedrín sobre la veneración idólatra del Templo (Hech.7:8) revela que comprendía las implicaciones más profundas de la muerte de Jesús y hacia dónde conduciría esto, al menos en lo relacionado con el Templo y sus servicios ceremoniales.
En otras palabras, aunque tal vez muchos creyentes judíos de Judea todavía estaban demasiado apegados al Templo y a Otras prácticas ceremoniales (Hech.3:1; 15:1, 5; 21:17-24) y tenían dificultades para abandonarlas (Gál.5:2-4; Heb.5:11-24) Esteban, y quizá también los demás creyentes helenistas, comprendieron rápidamente que la muerte de Jesús significaba el fin de todo el del Templo.

¿Porque debemos tener cuidado de no encerrarnos tanto en algunas de nuestras ideas acariciadas para no rechazar la nueva luz cuando llegue?

 21-28 de julio: semana joven. 

Reavivados por su Palabra: Hoy. Filipenses 5 – Durante esta semana, DTG caps. 51.