Saltar al contenido

MENSAJEROS DEL SIGLO XXI | LECCIÓN 11 JUEVES 13 DE JUNIO

junio 11, 2019

MENSAJEROS DEL SIGLO XXI | LECCIÓN 11 JUEVES 13 DE JUNIO

En su popular paráfrasis de la Biblia The Message,Eugene Peterson utliza “mensaje”cada vez que aparece la palabra bíblica para “evangelio”.Las buenas nuevas sobre Jesús son verdaderamente el mensaje que aún necesita el  mundo de hoy.Las familias cristianas son llamadas a experimentarlo juntas y compartirlo en cualquier cultura en la que vivan.

¿Cómo resumirías “el mensaje” utilizando los siguientes textos?Mateo 28:5-7;Juan 3:16;Romanos 1:16,1 Corintios 2:2;2 Corintios 5:18-21.

La primera noticia que los discípulos hicieron circular por todas partes fue la resurrección de Jesús.Las familias cristianas de hoy se unen a una larga fila de mensajeros que proclaman:”Ha resucitado,como dijo”(Mat.28:6).La realidad de su resurrección hace que sea creíble todo los demás que Jesús anunció sobre sí mismo,sobre Dios y su amor por los pecadores,sobre el perdón y sobre la seguridad de la vida eterna por la fe en él.

Apasionados por el evangelio.La Biblia da una idea del efecto radical del evangelio en la vida de los primeros seguidores de Jesús.Abrían sus casas para el estudio de la Biblia;oraban y comían juntos;compartían dinero y recursos;y se cuidaban entre sí.Hogares enteros abrazaron el mensaje.¿Fueron perfectos de repente?No.¿Hubo algunos conflictos y discordias entre ellos?Sí.Pero de alguna manera,estos seguidores de Cristo eran diferentes.Reconocían que necesitaban de Dios,y de los demás.Priorizaban la unidad y la armonía en el hogar y en la iglesia,y se esforzaban por cumplir la oración intercesora de Jesús(Juan 17:20-23).Daban audaces testimonios entre ellos y entre los no creyentes,e incluso arriesgaban la vida por sus creencias.

Así debería ser con nosotros.Incluso en la era actual,de tanto resentimiento hacia las cosas de Dios,los que están entusiasmados con algo aún pueden hacerse oír.El Espíritu anhela llenar el corazón humano de entusiasmo por el evangelio.Cuando las buenas nuevas realmente sean tan buenas en nuestro corazón como en la palabra,la propagación será espontánea e imparable.

¿Qué cambios podría necesitar tu familia que la ayudarían a ser una mejor precursora de “mensaje”que hemos sido llamados a compartir?

Reavivados por su Palabra:Hoy,1 Samuel 8-Durante esta semana,HAP caps.34,35.