Saltar al contenido

“¿NO ES ESTA LA GRAN BABILONIA?” | Lección 5 Domingo 26 de enero

enero 25, 2020

“¿NO ES ESTA LA GRAN BABILONIA?” | Lección 5 Domingo 26 de enero

Lee Daniel 4:1 al 33. ¿Qué le sucede al rey y por qué?

Dios le da a Nabucodonosor un segundo sueño. Esta vez, no olvida el sueño. Pero, debido a que los expertos de Babilonia vuelven a fracasar, el rey convoca a Daniel para que le dé la interpretación. En el sueño, el rey ve un gran árbol que se eleva hasta el cielo y un ser celestial que ordena que se corte el árbol. Solo el tocón y las raíces quedarían en la tierra, y se mojarían con el rocío del cielo. Pero, lo que debió haber preocupado a Nabucodonosor fue la parte del sueño en el que el Ser celestial dijo: “Su corazón de hombre sea cambiado, y le sea dado corazón de bestia, y pasen sobre él siete tiempos” (Dan. 4:16). Al reconocer la seriedad del sueño, Daniel expresa cortésmente
el deseo de que el sueño se refiera a los enemigos del rey. Sin embargo, fiel al mensaje transmitido por el sueño, Daniel dice que, de hecho, el sueño se refiere al rey mismo.
Los árboles se usan comúnmente en la Biblia como símbolos de reyes, naciones e imperios (Eze. 17; 31; Ose. 14; Zac. 11:1, 2; Luc. 23:31). Entonces, el gran árbol es una representación apropiada de un rey arrogante. Dios le da dominio y poder a Nabucodonosor; sin embargo, persistentemente no es capaz de reconocer que todo lo que posee proviene de Dios.

Concéntrate en Daniel 4:30. ¿Qué dice el rey que muestra que todavía no comprende la advertencia que el Señor le ha dado?

Quizás el peligro del orgullo sea que puede llevarnos a olvidar cuán dependientes somos de Dios para todo. Y, una vez que lo olvidamos, estamos en un terreno espiritual peligroso.

¿Qué cosas has logrado en tu vida? ¿Puedes sentirte orgulloso de ellas sin ser engreído? ¿Cómo se logra esto en la práctica?

Reavivados por su palabra: Hoy, Job 35 – Durante esta semana, CS cap. 20.