Saltar al contenido

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR | Lección 12 Viernes 19 de marzo

marzo 20, 2021

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR | Lección 12 Viernes 19 de marzo

Lee Elena G. de White, Patriarcas y profetas, “La roca herida”, pp. 387-395 y también El Deseado de todas las gentes, “¿No es este el hijo del carpintero”,
pp. 209-216.
“Jesús estaba delante de la gente como exponente vivo de las profecías concernientes a él mismo. Explicando las palabras que había leído, habló del
Mesías como del que había de aliviar a los oprimidos, libertar a los cautivos, sanar a los afligidos, devolver la vista a los ciegos y revelar al mundo la luz
de la verdad. Su actitud impresionante y el maravilloso significado de sus palabras conmovieron a los oyentes con un poder que nunca antes habían
sentido. El flujo de la influencia divina quebrantó toda barrera; como Moisés, contemplaban al Invisible. Mientras sus corazones estaban movidos por el
Espíritu Santo, respondieron con fervientes amenes y alabaron al Señor” (DTG 210).
“El día de la venganza de Dios, el día del furor de su ira, vendrá. ‘¿Quién podrá soportar el tiempo de su venida?’ (Mal. 3: 2). Los hombres han endurecido sus corazones contra el Espíritu de Dios, pero las saetas de la ira divina penetrarán donde los dardos de la convicción no pudieron. Muy pronto Dios se levantará para ocuparse del pecador. El falso pastor, ¿protegerá al transgressor en aquel día? ¿Hallará excusa el que se unió a la multitud en la senda de desobediencia? La popularidad o la riqueza, ¿harán inocente a alguien? Estas son las preguntas que los negligentes e indiferentes deberáan
meditar y responder” (FO 43).

PREGUNTA PARA DIALOGAR:

1. Un pastor adventista del séptimo día declaró reflexivamente que el problema número uno en su ministerio es la exclusividad de los
miembros de la iglesia, que no quieren que otros se unan a ellos. ¿Cómo pueden los “cristianos” llevar el amor, la esperanza y las
buenas nuevas del Reino de Cristo a todo el mundo para que otros puedan tener la oportunidad de ser salvos antes de que llegue el fin
(Mat. 24:14), cuando ni siquiera quieren aceptar gente que hace todo lo posible por asistir a su iglesia?

Resumen: Dios purifica una sociedad injusta quitando a los rebeldes y restaurando al remanente que se aleja de los pecados que los ha separado
de Dios. Debido a las bendiciones de la presencia de Dios, las personas de otras naciones se sienten atraídas hacia Dios y su pueblo para que también puedan disfrutar del “tiempo aceptable” de Dios que es proclamado y provisto por el Mesías.

Reavivados por su palabra: Hoy, Abdías 01.