Saltar al contenido

RECLUSI脫N EN CESAREA | Lecci贸n 12 Para el 22 de septiembre de 2018

septiembre 16, 2018

RECLUSIÓN EN CESAREA | Lección 12 Para el 22 de septiembre de 2018

Sábado 15 de septiembre

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Hechos 24; 25; 26; 1 Corintios 1:23.

PARA MEMORIZAR:

“Quisiera Dios que por poco o por mucho, no solamente tú, sino también todos los que hoy me oyen, fueseis hechas tales cual yo soy, excepto estas cadenas” (Hech.26:29).

El traslada de Pablo a Cesárea dio comienzo a una reclusión de dos años en esa ciudad (Hech.24:27), más precisamente en el pretorio de Herodes (Hech.23:35), que era la residencia oficial del gobernador romano.
Durante esos años, tuvo varias audiencias en las que se presentó ante dos gobernadores romanos (Félix y Festo) y un rey (Agripa II), cumpliendo así aún más el ministerio que Dios le dio (Hech.9:15).
En todas las audiencias. Pablo siempre afirmó que era inocente, alegando que no se podían presentar pruebas contra él, como lo demostró la ausencia de testigos. De hecho, toda la narrativa pretende mostrar que Pablo no hizo nada digno de arresto y que habría podido ser liberado si no hubiera apelado al César (Hech.26:32). Sin embargo estas audiencias le ofrecieron oportunidades de testificar sobre Jesús y la gran esperanza que se encuentra en la promesa de la resurrección.
No obstante, fueron años de profunda ansiedad y de un tedioso encierro en el que el apóstol parece no haber recibido ningún tipo de apoyo por parte de la iglesia de Jerusalén, cuyos dirigentes todavía acariciaban el sentimiento “de que Pablo debía ser considerado en alto grado responsable por los prejuicios existentes” (HAP 323).

Hoy es el Día Mundial de los Conquistadores.