Saltar al contenido

TESAL脫NICA Y BEREA | Martes 28 de agosto Lecci贸n 9

agosto 30, 2018

TESALÓNICA Y BEREA | Martes 28 de agosto Lección 9

Cuando Pablo y Silas fueron liberados de la cárcel, los misioneros partieron de Filipos (Hech.16:35-40). De Filipos, Pablo y sus compañeros fueron directa, mente a Tesalónica, la capital de Macedonia.

Lee Hechos 17:1 al 9. ¿Cómo reaccionaron los judíos de Tesalónica ante la exitosa predicación de Pablo entre los gentiles?

  Una vez más vemos que Pablo buscó la sinagoga para compartir el evangelio. Muchos griegos devotos y no pocas mujeres prominentes fueron persuadidos por el mensaje de Pablo. El hecho de que estos conversos “se juntaran con Pablo y con Silas” (Hech.17:4) parece indicar que formaron un grupo aparte y que no se reunían en la sinagoga, sino probablemente en la casa de Jasón.
Motivados por los celos, sus oponentes iniciaron una revuelta. Su intención era llevar a Pablo y a Silas (no se menciona a Timoteo) ante la asamblea de la ciudad y acusarlos. Como no pudieron encontrar a los misioneros, el propio Jasón y otros nuevos creyentes fueron arrastrados hasta las autoridades locales bajo la acusación de albergar a agitadores políticos,

 Lee Hechos 17:10 al 15. ¿Cuál fue la respuesta de los judíos bereanos en comparación con los de Tesalónica?

 El término eugenes (Hech.17:11) originalmente significaba “bien nacido” “de noble nacimiento”, pero llegó a denotar, en términos más generales, una actitud “imparcial”, que probablemente sea el caso aquí. Los judíos de Berea son elogiados no solo porque estuvieron de acuerdo con Pablo y Silas sino también por su disposición a examinar las Escrituras por si mismos y a diario para ver si lo que los misioneros estaban diciendo era correcto. Una respuesta meramente emocional al evangelio, sin la necesaria convicción intelectual,  tiende a ser superficial y de corta duración.
No obstante, al poco tiempo la persecución interrumpió el ministerio productivo de Pablo en Berea, obligándolo a avanzar más al Sur, hacia Atenas.

¿Cuándo fue la última vez que examinaste diligentemente las Escrituras para averiguar si estas cosas (cualesquiera que sean) eran así”?

Reavivados por su Palabra: Hoy, Hebreos 11 – Durante esta semana DTG caps. 59, 60.