Saltar al contenido

LOS ACONTECIMIENTOS FINALES | Jueves 19 de marzo Lección 12

marzo 17, 2020

LOS ACONTECIMIENTOS FINALES | Jueves 19 de marzo Lección 12

Lee Daniel 11:40 al 45. ¿Qué es lo que ocurre aquí?

Las siguientes frases nos ayudan a entender este pasaje: Tiempo del fin: La expresión “tiempo del fin” solo aparece en Daniel (Dan. 8:17; Dan. 11:35, 40 [NTV, BJ]; Dan. 12:4, 9). La exploración de las profecías de Daniel indica que el tiempo del fin se extiende desde la caída del Papado en 1798 hasta la resurrección de los muertos (Dan. 12:2).
Rey del norte: Este nombre en primer lugar designa geográficamente a la dinastía seléucida, pero luego se refiere a la Roma pagana y finalmente a la Roma papal. Por lo tanto, no describe una ubicación geográfica, sino al enemigo espiritual del pueblo de Dios. Además, deberíamos notar que el rey del norte representa una falsificación del Dios verdadero, que en la Biblia está simbólicamente asociado con el norte (Isa. 14:13).

Rey del sur: Este nombre en primer lugar designa a la dinastía ptolemaica de Egipto, al sur de Tierra Santa. Pero, a medida que transcurre la profecía, adquiere una dimensión teológica, y algunos eruditos lo asocian con el ateísmo. Como dice Elena de White, al hacer un comentario sobre la referencia a Egipto en Apocalipsis 11:8: “Esto es ateísmo” (CS 273).

El monte glorioso y santo: en la época del Antiguo Testamento, esta expresión se refería a Sion, la capital y el corazón de Israel, que está ubicada geográficamente en la Tierra Prometida. Después de la Cruz, el pueblo de Dios ya no se define por líneas étnicas ni geográficas. Por lo tanto, el monte santo debe ser una designación simbólica del pueblo de Dios diseminado por todo el mundo.
Por lo tanto, tal vez podamos interpretar los acontecimientos de este modo:

(1) El rey del sur ataca al rey del norte: la Revolución Francesa intentó erradicar la religión y derrotar al Papado, pero fracasó. (2) El rey del norte ataca y derrota al rey del sur: las fuerzas de la religión encabezadas por el Papado y sus aliados finalmente vencerán a las fuerzas del ateísmo y formarán una coalición con el enemigo derrotado. (3) Edom, Moab y la mayoría de los hijos de Amón escaparán: algunos de los que no se cuentan entre el verdadero pueblo de Dios se unirán al redil en la última hora. (4) El rey del norte se prepara para atacar el monte santo, pero llega a su fin: las fuerzas del mal son destruidas y se establece el Reino de Dios.

¿Cómo podemos encontrar consuelo al saber que, al final, Dios y su pueblo saldrán victoriosos?

Reavivados por su palabra: Hoy, Salmos 46 – Durante esta semana, CS cap. 27.