Saltar al contenido

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR | Lección 8 Viernes 19 de febrero

febrero 19, 2021

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR | Lección 8 Viernes 19 de febrero

Lee Elena de White, Profetas y reyes, “He ahí a vuestro Dios”, pp. 231-237.
“En los tiempos de Isaías, la comprensión espiritual de la humanidad se hallaba oscurecida por un concepto erróneo acerca de Dios. Durante
mucho tiempo Satanás había procurado inducir a los hombres a considerar a su Creador como autor del pecado, el sufrimiento y la muerte. Los que
habían sido así engañados se imaginaban que Dios era duro y exigente.
Lo veían como al acecho para denunciar y condenar, nunca dispuesto a recibir al pecador mientras hubiese una excusa legal para no ayudarlo. La
ley de amor que rige el cielo había sido calumniada por el gran engañador y presentada como una restricción de la felicidad humana, un yugo gravoso
del cual debían escapar gustosos. Declaraba que era imposible obedecer sus preceptos, y que los castigos por la transgresión se imponían arbitrariamente” (PR 231).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR

1. Resume con tus palabras el mensaje de Isaías 40:12 al 31. Escríbelo usando imágenes modernas, como los descubrimientos científicos
actuales que muestran aún más gráficamente el asombroso poder de nuestro Dios. Comparte tu resumen con la clase.

2. La descripción que hace Isaías de la permanencia de la Palabra de Dios versus la frágil transitoriedad de la vida humana (Isa. 40:6–8)
¿en qué medida habla a tu miedo a la muerte? ¿Cómo se relaciona con tu esperanza de la resurrección (Job 19:25–27; Dan. 12:2; 1 Cor.
15:51–57; 1 Tes. 4:13–18)?

3. Si nos tomamos en serio Isaías 40:12 al 31, ¿cómo podemos curarnos del orgullo y la arrogancia?

Resumen: Mediante Isaías, Dios llevó consuelo a los que habían estado sufriendo. Su tiempo de angustia había terminado y Dios estaba volviendo
a ellos. En vez de desanimarse y confundirse, podían confiar en que Dios usaría su poder creador en su favor.

Reavivados por su palabra: Hoy, Daniel 11.