Saltar al contenido

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR | VIERNES 29 DE NOVIEMBRE LECCI脫N 9

noviembre 30, 2019

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR | VIERNES 29 DE NOVIEMBRE LECCIÓN 9

Lee Elena de White, El camino a Cristo, “La prueba del discipulado”, pp. 57-65.

“Hay quienes han conocido el amor perdonador de Cristo y realmente desean ser hijos de Dios; sin embargo, reconocen que su carácter es imperfecto y su vida defectuosa, y están propensos a dudar de que sus corazones hayan sido regenerados por el Espíritu Santo. A los tales quiero decirles: No se abandonen a la desesperación. A menudo tendremos que postrarnos y llorar a los pies de Jesús por causa de nuestros defectos y errores, pero no debemos desanimarnos. Incluso si somos vencidos por el enemigo, no somos desechados, ni abandonados, ni rechazados por Dios. No; Cristo está a la diestra de Dios e intercede por nosotros. […] él desea que te reconcilies con él, para ver su pureza y santidad reflejadas en ti. Y si tan sólo quieres entregarte a él, el que comenzó en ti la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Ora con más fervor; cree más plenamente. A medida que desconfiemos de nuestro propio poder, confiemos en el poder de nuestroRedentor, y alabaremos a quien es la salud de nuestro rostro” (CC 64).

Preguntas para Dialogar:

Piensa en Daniel 2 y cómo Daniel, hace miles de años, predijo con tanta precisión el surgimiento y la caída de los imperios, e incluso describió (con mucha precisión) la desunión de la Europa moderna actual. ¿Cómo podemos aprender a consolarnos en esta profecía, que nos muestra en forma tan poderosa, incluso en medio del caos mundial, que Dios sabe todo lo que está sucediendo e incluso lo ha predicho?
Dios sabe todo acerca de nosotros. Esto es reconfortante y nos da seguridad y la confianza de que estamos bajo su cuidado. “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú” (Isa. 43:1). ¿Cómo puedesbrindarles a los demás la seguridad de la presencia y el cuidado de Dios cuando atraviesan crisis emocionales, relacionales, sociales o económicas?

Reflexiona en el tema de la lección del miércoles, cuando Esdras no le quiso pedir ayuda al rey porque temía que sus palabras sobre la protección de Dios sonaran vacías. Sabemos, por ejemplo, que Dios sana. Por lo tanto, esto, ¿significa que estamos mostrando falta de fe en que él nos sane si vamos al médico? Analiza este tema en clase.

Reavivados por su palabra: Hoy, Esdras 10 – Durante esta semana, CS cap. 11.