Saltar al contenido

PROMESAS | MIERCOLES 20 DE NOVIEMBRE LECCION 8

noviembre 17, 2019

PROMESAS | MIERCOLES 20 DE NOVIEMBRE LECCION 8

Lee Nehemías 10:30 al 39. ¿Cuáles son las cuatro cosas que los israelitas se comprometieron a hacer como parte del Pacto renovado?

El pueblo prometió lo siguiente:
1. Nada de matrimonios mixtos (ningún matrimonio con una persona que pudiera llevarlos a la idolatría);
2. Verdadera observancia del sábado (sin distracciones con transacciones comerciales);
3. Cancelación de la deuda y observancia del año sabático para cuidar de los pobres y darles libertad;
4. Apoyo económico para el Templo, sus servicios y el personal al llevar las primicias, los primogénitos y el diezmo, asegurando así la continuidad de la verdadera adoración.
Las primeras tres promesas se asocian con las relaciones interpersonales (matrimonio y cancelación de la deuda) y con Dios (sábado), mientras que la última (Neh. 10:32–39) se ocupa de las normas del Templo.
El objetivo de la comunidad era demostrar que estaban comprometidos con el Pacto y, por lo tanto, implementarían formas prácticas de establecer su relación con Dios y con los demás. Aunque no siempre observaran el Pacto a la perfección, entendían que los hábitos y las prácticas correctos influirían en el futuro. Si la nación israelita habría de emprender el camino correcto, debían establecer prácticas y hábitos que los condujeran adonde querían llegar. Si querían andar cerca de Dios, entonces darle importancia al sábado y ocuparse del Templo eran pasos importantes en esa dirección.
Desdichadamente, no cumplieron muy bien sus promesas, como lo demuestran los últimos capítulos de Nehemías. Sin embargo, incluso si no todos las cumplían, algunos sí. Con la ayuda de Dios, si centramos nuestra atención en él, podremos adquirir hábitos correctos y seguir el buen camino.

“Por medio del correcto ejercicio de la voluntad puede obrarse un cambio completo en tu vida. Al entregar tu voluntad a Cristo, te unes al poder que está por encima de todos los principados y las potestades. Tendrás fuerza de lo Alto para sostenerte firme, y rindiéndote así constantemente a Dios serás capacitado para vivir una vida nueva; más precisamente, la vida de fe” (CC 48). ¿Qué te impide experimentar lo que está escrito aquí?

Reavivados por su palabra: Hoy, esdras 1 – Durante esta semana, CS cap. 10.