Saltar al contenido

TODOS ADORAMOS ALGO | Lecci贸n 7 Domingo 8 de noviembre

noviembre 9, 2020

TODOS ADORAMOS ALGO | Lección 7 Domingo 8 de noviembre

Hay algo en nosotros (indudablemente, algo que Dios entretejió originalmente en nosotros pero que, como con todo lo demás, quedó deformado por el pecado) que anhela adorar. Obviamente, en el principio habíamos de adorar al único digno de adoración, nuestro Señor y Creador. Pero, desde la Caída, todo esto ha cambiado sustancialmente.

Pero sí, todos adoramos algo, a alguien, lo que sea. Esto ayuda a explicar por qué a lo largo de la historia humana, e incluso hoy, los seres humanos practican la adoración. En el antiguo Egipto, algunos adoraban al faraón; en otras ocasiones, en otras tierras, la gente adoraba estatuas de peces, dioses de varias cabezas y otras supuestas deidades. Algunos adoraban el Sol, la Luna, las estrellas.
En la actualidad, la mayoría es demasiado sofisticada para inclinarse ante una estatua de una rana (pero, aparentemente, no ante una estatua de María). Sin embargo, esto no significa que los seres humanos, incluso los secularizados, no adoren algo: el dinero, el poder, el sexo, a ellos mismos,
a estrellas de rock, a actores, a políticos. Aquello que amamos más, donde centramos más nuestra atención, la razón por la que vivimos, eso es lo que adoramos. El autor secular David Foster Wallace advirtió que si adoras algo incorrecto “te comerá vivo”.

¿Qué nos enseña la historia de Daniel 3 sobre la importancia de la verdadera adoración?

Los tres jóvenes judíos obviamente se tomaron el segundo Mandamiento (Éxo. 20:4-6) tan en serio como Dios lo indicó. A fin de cuentas, forma parte de los Diez Mandamientos, al mismo nivel que la prohibición de matar, de robar y demás. La adoración (la adoración adecuada) es tan importante
que, de hecho, pasa a ser fundamental para los asuntos de los últimos días, antes de la segunda venida de Cristo. Por lo tanto, la educación cristiana debe incluir toda la cuestión de la adoración: ¿qué es, cómo se hace, por qué es importante, y a quién adoramos?

Lee Apocalipsis 14:6 al 12. ¿Qué nos enseña este pasaje sobre la importancia del tema de la adoración en la crisis final antes de que Cristo regrese?

Reavivados por su palabra: Hoy, Jeremias 13.